miércoles, 2 de diciembre de 2009

Speed con vodka



-Traeme un speed con vodka –dijo Hernán.

La camarera se quedó mirándolo, como si esperase algo.

-Sí, después te doy mi teléfono –dijo él.

Ella nos señaló a Diego y a mí.

-¿Tus amigos no van a pedir nada?

Ese día –martes– me había levantado a las siete y media, como siempre en la semana. Me senté a escribir, porque a la noche se me había ocurrido una idea brillante que ahora no cuajaba. Llegué a la oficina tarde. Mi jefe elogió mi prosa en el informe que le preparé el día anterior. Era una planilla de Excel. A la salida fui a terapia, donde me desahogué un rato. Más tarde tuve clases. Me había inscripto en un instituto técnico por si fracasaba en la escritura. Me enseñaban a manejar algunos programas de diseño. El curso era bueno. Si lo terminaba y hacía un taller complementario, me daban además el título de reparador de PC´s.

Cuando llegó la hora de encontrarnos con Hernán, yo estaba cansado. Lo pasamos a buscar por la puerta del hotel donde se alojaba. Había llegado esa mañana y volvía el día siguiente a Nueva York. Diego le pidió un préstamo. Hernán sacó la plata de un cajero. Yo me contuve por segunda vez en la semana.

Después hablamos de mujeres. Yo no hablé de Vero.

-¿Hace cuánto que no la ponés? –me preguntó Hernán.

Diego probó el Speed.

-Desde los noventa –dijo.

Yo reaccioné indignado:

-Cojo regularmente.

-¿Con quién?

Les dije que se llamaba Carla. Siempre que tenía que inventar un nombre, elegía el mismo. Para mi vieja, yo ya había salido con tres Carlas. Para Diego y Hernán, esta era la segunda. Era un nombre que me inspiraba ideas confusas, anhelantes, porque me recordaba a Carla Ritrovato, la chica que conducía el programa de radio Rock & Sex diez o quince años atrás.

-¿Carla no era la del museo?

-No –dije–. Ésta no estudia. No está buena. Y no hace nada.

Hernán me puso la mano en el hombro.

-¿Ves esas minas? –señaló.

Tomaban cerveza en la mesa de al lado. Parecían bastante menores que nosotros. Sumaban veinte o treinta piercings, entre las tres.

-¿A cuál te querés coger?

Me pareció que había enloquecido de repente.

-A ninguna –dije.

-Entonces elijo yo.

Se sentó con ellas. Le encargó a la camarera cuatro Speed con vodka, bien cargados. Se reían a carcajadas. Diego y yo nos quedamos en nuestra mesa, haciendo de cuenta que no pasaba nada.

-Como en los viejos tiempos –comentó.

Nos sentimos hermanados. Yo me consolé pensando que muchos grandes artistas también habían sido reprimidos sexuales. Después Hernán nos hizo señas. Arrimamos mesas. Ellas nos saludaron y se fueron de la mano al baño.

-Vos a Romina –le dijo a Diego–. Vos a Sofía. A la rubia le doy yo.

-No sé, boludo, son pendejas… -dije.

-No te vas a casar. La ponés un rato, nada más.

-Es que…

-Si mencionás a Vero, te rompo la cara.

Las chicas volvieron del baño. Se sentaron. Sofía bebió un trago de su vaso. Me gustó. Sus ojos un poco dark tenían que ver con lo me pasaba.

Hernán abrió una lata de Speed. Me la sirvió en el vaso, con una buena medida de vodka abajo.

-Tomátelo hasta el final –dijo.

Yo le hice caso.

Hernán estaba ocupado con la rubia. Después de un rato, la conversación entre nosotros y las otras dos naufragaba. Diego y yo nos pusimos nostálgicos. Hablamos del Maniac Mansion, del Monkey Island. Ellas habían nacido en el 86. Tenían diez años cuando egresamos.

-Son viejos –dijo Romina.

Sofía se rió.

-¿Todavía se les para?

Entonces cerré los ojos y me dejé llevar por el alcohol energizante que me empezó a correr por la sangre.

26 comentarios:

Eric 2.0 dijo...

Bien, ahí la continuación de nuestra historia. Parece ser que el horario de posteo del nuevo blog va a ser la tardecita/noche. Será un síntoma de vejez, ese también?
El viernes, la continuación de este vibrante episodio.

Natalia Alabel dijo...

Speed con vodka! piercings! la Ritrovato! Muy buen post Eric.

bel! dijo...

Como en los viejos tiempos! Vos lo dijiste!!

Angie dijo...

hay tantas cosas geniales que no se cual destacar.
yo despues de que no pude dormir por casi 2 días no tome nunca mas speed con vodka.
este hernan me hace acordar al de los principios de los 90 ese que no me caia bien, me gustaba más el hernan existencial.

natxus dijo...

Del speed con vodka, paso. Dejame disfrutar de un buen fernet o llegado el caso un whisky.

Definitivamente, empezaré a tomar a ver si me cambia la suerte....

Paula (Bera) dijo...

El speed lo tomé solo, jajaajaja, pero dicen que con vodka estás revolucionado, y no dormís... o no se te duerme, jajajaa!!!!

Así que Eric "roba-cunas", no me lo hubiera imaginado, jjaajajaja, así fue cómo te perdiste en la boca de "la Sofi"!!!!
Besote enorme, y a esperar la próxima entrega... espero que cuentes algo más del Eric maduro, jajaajaja!!

Será hot??? Guauuuu, Eric en pedo quizás suelte la lengua y cuente más!!!

(Sí, te meto presión!!!)
Más besos!!!

darktide-baires dijo...

Es feo cuando una pendeja te hace recordar tu edad ;)

A mi me pasó cuando, un fin de semana, terminé yendo a una fiesta del Pellegrini (no sé si fiesta de egresados o para juntar guita para el viaje) y, por momentos, me sentía el abuelito de Heidi P

Ni hablar el momento en que le iba a pedir una "seca" de faso a un pendejo, y el pobre pibe (no sé si por la paranoia misma del porro o que) pensó que era un rati de civil, lo tiró al piso y lo apagó.

Medio que el pendejo me terminó enterneciendo cuando me dijo que me había confundido con un cana (y yo que lo miraba porque le iba a pedir que me convide, je)

Cris dijo...

Porque los pendez tienden a decirte "viejo" cada vez a más temprana edad?

Tararira dijo...

Uy como me sacan las pibas mononeurona; es un virus cuya cepa no se a extinguido en esta década.

Por favor decime que ya en el 2020 no van a haber más pendejas que se creen lo más y son Lomas de Zamora!!!

Ava Gardner dijo...

borregas insolentes... "viejos" dijeron...

el speed con vodka me da a garca... je... o a bufarreta.

Pfff... los años pasaban pero seguían siendo los mismos...

Eric dijo...

Natalia: Gracias! Se juntaron muchas cosas, no? (La Ritrovato, en realidad, debería haber ido en el blog anterior)

Bel: Tal cual!

Angie: Muchas gracias. A mí el Speed con vodka también me aceleró bastante. Y en cuanto a Hernán... seguía con las dos facetas, como un Dr. Jeckyll y Mr. Hyde, espero que en cualquier momento aparezca la cara oscura.

Natxus: Me punto con el whisky y/o fernet!

Paula: Jaaaaa.. me encanta que me metas presión, vamos a ver cómo continúa...

Darktide: Lo de la seca es genial... Me imagino tu cara cuando el pendejo apagó el faso en el suelo, en pleno ataque de paranoia...

Cris: Es una muy buena pregunta. Somos todavía jóvenes, che!

Tararira: No se van a extinguir jamás. Esa es mi predicción. (Pero igual me caen un poco bien, debo decir...)

Ava: Seee... a garca, más que nada. Pero nostros éramos buenos, eh!

LeO dijo...

No había una foto de las pendejitas, en vez de botellas de vidrio?

Malala Mala dijo...

Yo nací en el 85 y tengo un sólo piercing... pero no me atrevería a decirte viejo, irrespetuosa no soy...

El speed con vodka hace estragos!

Ezequiel R. dijo...

Yo soy del 86 y podría hablar con soltura del Monkey Island. Supongo que es una cuestión de género, ja.

Excelente la segunda línea de Hernán. Ni en los 2000 dejó de ser un banana.

Figo dijo...

ah no..."todavia se les para"?? ah noooo

que mejor momento para decir "porque no metes mano y te fijas?", pendeja insolente

(filtro off)

ah, el speed y el vodka los tomo solos...para despertarme despues de una noche agitada o simplemente porque me gusta el vodka, ambos no

Gogui dijo...

Qué buen blog loco!!! Estaba navegando al pedo y lo encontré de casualidad.

me trajo muy buenos recuerdos de mi secundaria, yo egresé en el 2011. Ahora laburo en un taller haciendo aeroconversiones a los autos y de noche soy guardia de seguridad en el Coto de la isla Martín García.

Te voy a leer seguido! Aguante el speed con vodka! (Lamentable que hayan cerrado la fábrica de Speed después de descubrir que genera malformaciones en los fetos de las mujeres que lo consumieron aunque se auna sola vez, qué inconcientes que eramos en aquel tiempo no???)

Eric 2.0 dijo...

LeO: Es que soy tan loser que era lo más parecido que se me ocurrió!

Malala: Gracias. Estoy convencido de que Sofía & amigas no eran fieles exponentes de su generación. Pero nosotros un poquito viejos estamos, hay que darle la razón en eso.

Ezequiel: Quizás sea una cuestión de género... Igual, debo confesar, amo hablar del Monkey Island y sus gráficos monocromo...

Figo: Totalmente! Las mejores respuestas se me ocurren mucho después. Me llevó unos dos años desarrollar una parecida a la tuya...

Gogui: Grande man! Sabés que lo del Speed es cierto, fue un garrón... El desencanto de toda una generación. Menos mal que después desarrollaron los usos alternativos de la nafta de avión, y todo volvió a empezar.



(Me doy cuenta recién ahora de que mi anterior comment salió con el perfil anterior, nostalgiaaaa)

Neuronas en Fuga dijo...

Grande Hernán!!
Speed con vodka, mmmm se nos hace agua la boca, pero se nos secaría en cuanto una "nenita" nos tratara de viejos.

Decínos que la pusiste en vereda y suplicó piedad, jeje, please!!!

Un abrazo!!

Anónimo dijo...

Uh, el Speed con vodka no pudo estar más presente en los albores de mi adolescencia como tomador, supongo que habrá sido alrededor de la misma época del relato. Hoy no los puedo ver a ninguno de los dos, ya sea juntos o separados.

LGS dijo...

Pendejas, en mi caso, pasan de largo. Sobre todo por eso de que el que se acuesta con chicos...
Tanto tiempo después te dedicaste a escribir?
Por otro lado, tambien soy de volver sobre el wonder boy in monster land y temas así... mi ahijado me dice dinosaurio, pero el no conoce el grounge y piensa que hanna montana es el rock... y bueno, ya tendrá un cerebro propio. y espero estar ahi para patearselo. saludos! me sigo enganchando con lo tuyo.

Eric 2.0 dijo...

Neuronas: Más o menos!!! jajaj no sé si suplicó piedad, o supliqué yo al final...

Anónimo: yo tampoco lo trago más! no sé por qué...

LGS: Muy cierto el refrán. Pero bueno, en algunas cosas yo era un viejo neurótico también. pasé de la adolescencia, sin escalas, al diván. Bueh, sobre eso hablará este blog, espero!
Muchas gracias por estar ahi!
un abrazo

Tomás Münzer dijo...

Jaja, eran ligeritas las pendejas, Hernán me da a tipo que las tiene re claras para esas cosas, mujeres, noche, salidas, alcohol, dinero, los '90...

Negra de Mierda dijo...

Todas las pendejas de ahora dicen "aiiiiiiiii sos viejitooo" con esas letras floggercistas, y le gusta más la carne en barra que el Helado de limón.
No eran ligeritas, eso siempre se hizo apurar de ambos lados. Ese Hernan no piensa otra cosa en ponerla y no por eso lo vamos a llamar presa fácil.


Sus ojos un poco dark tenían que ver con lo me pasaba.
- Es de las mías !

Eric 2.0 dijo...

Tomäs: Creo que Hernán era el más preparado de nosotros para afrontar la realidad!

Negra de mierda: "Les gusta más la carne en barra que el helado de limón" acaba de pasar a formar parte de mi top 5 de frases preferidas.

Negra de Mierda dijo...

Hernan no encontró una mina que le de vuelta el libro. Damelo 1 hora que te lo dejo llorando en Parque Saavedra.

Jajajaj Eric de esas hay miles!

Eric 2.0 dijo...

Hernán es renuente a comentar en los blogs, casi ni leyó el anterior donde era uno de los secundarios excluyentes, pero lo voy a pasar tu comentario que seguro le interesa...