miércoles, 23 de diciembre de 2009

El Messenger/1: El amigo virtual (4º y última parte)

El edificio era antiguo, con portón de hierro y una hiedra en la pared del frente. Dos cucarachas salieron disparando entre las hojas cuando me acerqué al panel del portero eléctrico, oscurecido por el moho, desvencijado. Había sólo tres pisos, un departamento por piso. El papelito que me había anotado Sergio decía claramente “tercero” y un nombre: Estela Speranza. Desde una ventana del tercero salía una luz tenue, muy blanca, posiblemente de un monitor. Eran las once de la noche. Pensé que era tarde como para tocar un timbre y preguntar por un muerto en un edificio desconocido. Esas cosas, de día, tienen otro color. Suenan absurdas o banales. Pero esa noche sin luna parecían salidas de una película de terror.

“La dirección está bien, seguro”, había dicho Sergio. “Si no saben nada, están mintiendo”.

Toqué el timbre. Una vez. Dos veces. A la tercera, alguien respondió.

-¿Quién es?

Era una voz de mujer. Le calculé veinticinco años, a lo sumo. Parecía asustada, pero sin sorpresa. Como si en el fondo me estuviese esperando.

Me acerqué al portero.

-Hola, soy amigo de Pablo…

Colgaron de un golpe. Toqué otra vez, pero sin respuesta. Dos minutos más tarde escuché la llave en el portón, abajo.

-¿Cómo te llamás? –preguntó la misma voz, con algo de cautela, detrás de la puerta todavía cerrada.

La ignoré.

-¿Pablo está?

-¿Cómo conseguiste mi dirección?

Le expliqué, como pude, de la dirección IP y de los contactos de Sergio con el proveedor de internet.

-Me imaginaba… -suspiró.

El portón se abrió.

“Veinte años”, pensé. “No más”.

-No –dijo una chica colorada, gordita, algo petisa, de pantalón corto y remera negra gastada, con el nombre de la banda Mercyful Fate estampado adelante.

Me pareció que decía la verdad, pero igual insistí:

-Estuve chateando con él y…

La chica asintió, un poco menos temerosa, suspirando.

-Pasá –dijo–. Yo soy Laura.

El departamento, adentro, era enorme. Un pasillo, como un laberinto, conducía a todos los cuartos. Imaginé que vivía con la familia. Pero en ese momento no había nadie más en la casa. Ella iba detrás de mí, lenta pero sin decir nada, excepto para indicarme el camino. Me llevó a la habitación donde estaban las computadoras. Un poster de Freddy Krueger, grande y con las puntas dobladas, colgaba de la pared principal. En el monitor de la computadora titilaban dos ventanitas del Messenger. En una de ellas, de repente, imaginé a Sergio haciéndose pasar por mí del otro lado. Laura lo miró, inquieta, hasta que todo desapareció detrás del protector de pantalla.

-¿De dónde lo conocés a Pablo? –preguntó.

Le conté. Cuando llegó su turno tardó en contestar.

-De internet –dijo.

-¿Por qué te hacés pasar por él?

Se dejó caer sobre una silla.

-No es justo –dijo–. Me prometió hace un año que nos íbamos a ver. Podés prometer y no cumplir. Una vez, dos veces, diez. Total, éramos contactos de Messenger, nomás.

Me miró, desafiante. Después siguió:

-Y yo tragando el verso de las almas gemelas, como una pelotuda de dieciséis.

Miré a mi alrededor. En el suelo descubrí, a simple vista, algunos dvds con zombies en la tapa. En la biblioteca, libros de Lovecraft, Poe, Stephen King.
Dijo que habían quedado en verse unas cuantas veces. A último momento, con alguna excusa, Pablo cancelaba. Chateaban mucho, durante las noches, hasta diez horas seguidas sin parar. No se habían visto las caras.

-No sé cómo aguanté tanto. Al principio pensé que yo no le interesaba. Después me di cuenta de que había otra cosa. Me hablaba de directores de cine, de asesinos seriales, pero en un año no me contó nada de su vida, sus ex novias, yo qué sé. Un enroscado.

Hablaba con rabia apenas contenida.

-Pablo era así -dije.

No me escuchó.

-Y un día desaparece del Messenger, me deja así, no avisa nada… Ni el teléfono tengo, para llamarlo.

Entonces entendí.

-¡Pará! ¿Entonces vos no sabías que… –lo pensé unos segundos– ¿Cómo conseguiste su clave?

-Era obvio –dijo–. “Carpenter”. Probé con otras dos. A la tercera la pegué. Lo primero que vi fue que no me había bloqueado. Ahora chateo con algunos de sus amigos. La mayoría son de Messenger, saben menos que yo de Pablo. Yo les sigo la corriente, a ver si sale algo.

Me miró.

-No sabía que tenía amigos de verdad –dijo– ¿Vos cómo te llamabas?

-Eric.

Se rió.

-No puede ser. Yo estoy chateando con él.

Movió el mouse. La ventanita del Messenger todavía titilaba. Sergio seguía del otro lado.

-No, pero… -dije.

Me miró de cerca, buscando algo.

-¿Pablo? –preguntó ella– ¿Sos vos?

Nos quedamos en silencio. La respiración contenida y el ventilador de techo, girando.

Negué con la cabeza.

-Yo también lo estoy buscando –dije–. No sé qué pasó.

33 comentarios:

Eric 2.0 dijo...

Bueno, y así concluye la historia de esta semana... El lunes seguimos con más! Feliz Navidad para todxs, mientras tanto. Lo mejor de las fiestas es que pasan rápido.

maría pía dijo...

em... entonces?????????
felicidades para todos, nos leemos luego, el lunes como bien dijiste (hasta el lunes no prendo la compu, mejor dicho no vuelvo al trabajo) jajajja

Pepe Pompin dijo...

Raro, No se cual de los dos tiene más perfil de PsicoKiller!
que hacia la mina en su departamento????
Algo no me cierra.

Igual grosa historia, me hizo replantear la cantidad de horas que paso en internet y que pronto voy a ser parte de ella.

Abrazo y Feliz Navidad paaa todo el mundo

Tefilina dijo...

Pero no le dijiste nada???
Ffff...
Ahora me quedé con la intriga...

Nachitous dijo...

O sea, no... asi no concluye, eso no es una conclusion... quiero saber que paso, por lo menos como siguio la conversacion con la mina.


Sera que Pablo era una IA?

Eric 2.0 dijo...

Que éramos psichokillers los dos, de eso no hay muchas dudas.

Quieren saber cómo fue la conversación?

Bueno, el sábado va epílogo entonces.

Natalia Alabel dijo...

A mí me parece un final fabuloso. Qué cosa no les cierra?

Nachitous dijo...

Que paso con el pibe, como estaba la mina en la casa...

Mike P dijo...

quiero epilogoooo

a mi la historia me cierra, pero craso error decir que podias contar más, obviamente que lo vas a tener que hacer

Tararira dijo...

Eric, antes que nada agradecerte y felicitarte, la historia tiene misterio, terror, aventura, policial, romance y hasta una pizca de comicidad.

... y todo convive en gran armonía.

ahora ¿cómo le vas a dar la espalda mientras subian al depto a la psicokiller?

vera dijo...

hay please que angustioso el final!!!
Sos talentoso, pibe, me llevaste a un lugar muy inexplorado.
besos, feliz navidad

Directora de Orquesta dijo...

arrancó como una de fantasmas y terminó con un despecho amoroso

me encantó

William Scholl dijo...

Excelente!
Aunque yo, en su lugar, le hubiera contestado que sí cuando le preguntó si era Pablo
Un abrazo
W.S.

Kiki Cone Rosa dijo...

NAAAAAAAAAAAH!!! UNA ENROSCADA! Eso de hacerse pasar por otra persona, usar su mail y/o MSN es de perseguidos, la pobre chica no estaba muy bien de la cucuza.

Pero igual, me gustó la historia! A vos sí que te pasan las 1500 pibe! Grosso!

Estaremos esperando el sabado a por mas!

Frohe Weihnachten! Grüße an Ihre Familien. ACHTUNG, Wenn Sie trinken, fahren nicht!

LaGranDiosa dijo...

Mas te vale que el sábado subas la conversación! Me quedaron algunas dudas jaja, pero tenía razón yo en una de todas mis teorías! Era Laura!!! :P
Eh? No se que me reswpondiste pero yo había preguntado lo de Jugate, no se que me respondiste de Montaña jajaja

Pg dijo...

epilogo por favor

que varias cositas no cierran

y un minicurso para saber la dire de una ip.

Neuronas en Fuga dijo...

Casi, casi! Le hubieras dicho lo que le pasó a Pablo, pobrecita!!
Entonces, hasta el lunes... es mucha la espera.

Feliz Navidad!! Te guardamos pavo y si sobró algo de la botella, también!

Abrazos x 3!!

casi adulta... dijo...

no te dio el corazón para decirle que se había muerto...

Liz Hepburn dijo...

pfff la mina gordita se haceia pasar x el aaa eric XD

Paula dijo...

Le hubieras dicho la verdad.
Ella esperaba saber algo de él.

Igualmente, sos valiente Eric!!!
Y fuiste solo, nada de pedir a nadie que te hiciera la segunda!!
Bien por tu crecimiento!!!

Sos un héroe!!!

Feliz navidad querido amigo!!!
Te quiero mucho, eso ya lo sabés, y por ello te deseo todo lo mejor del mundo. Siempre!!
Un beso grandote!!

lulu dijo...

ayy no se que decir, no me lo esperaba ni ahi el final..
pero chee, la mina apenas lo conocia por internet y ya estaba re enamorada XD una loca
porque no le dijiste que te habìas enterado que se había muerto? por lo menos iba a dejar de asustar a sus amigos cuando se conectaba =P

Laila dijo...

loco esto de caer de casualidad y leer historias de adelante hacia atras.
Muy buena tu forma de narrar. Me enganchó mucho y geniales las historias. Al reves le quedan bien.

vivi dijo...

deberias haberle dicho que murio pobre chica dejarla asi...

Noe dijo...

Me engancharon A MI TAMBIEN, son geniales.

Te deseo una feliz navidad ♥

Pradero dijo...

Yo quería que salga Pablo del ropero y los mate a los dos.

(son las cosas que desata mi espíritu navideneo)
XD

Feliz navidad, capo.

Isadora dijo...

Y la mina no consideró buscarse otro chongo en vez de hacerse pasar por aquel que nunca le quiso conocer la cara?

Me dío un poco de miedo cuando se te puso cerquita y te preguntó si eras Pablo. Hubiese estado bueno decirle: "No, soy su gemelo malo"

Jajaja

Feliz Navidad Eric!

Pixi dijo...

Aaaaaaa

paso algo con Laura??? Jaja

darktide-baires dijo...

Ojo, igual están buenas las historias con final algo abierto.

La verdad que a veces es medio garrón cuando uno conoce a alguien por internet y se queda con ganas de conocerlo más.

Eric 2.0 dijo...

Las fiestas me dejaron mal. Prometí el epílogo para hoy, pero mi cabeza sigue dando vueltas, así que el lunes lo tendrán acá y después arrancamos con la próxima. Disculpas y buen fin de semana!

lulu dijo...

bueno, termine de leer los noventa, y me quede con intriga!! quiero saber que es de la vida de vero! la voviste a ver? va a aparecer en este blog?
mañana esperamos el epilogo eh!! jaja
un saludoo

Cris dijo...

Simplemente me encantó !

Eric 2.0 dijo...

María Pía: Ahí fue la conclusión!

Pepe: Espero que las dudas hayan sido despejadas hoy...

Tefilina: Ahí espero haber despejado dudas...

Nachitous: Quedó más claro ahí? Pablo estaba muerto, de eso no había vuelta atrás...

Natalia: Gracias! En realidad, quizás hizo falta un poquito más...

Nachitous: Y ahora, se entiende, se?

Mike P: jejej ahí conté un poco más...

Tararira: Muchas gracias, eso es todo un elogio. Lo de dar la espalda... y bueh... debe ser que en el fondo los dos teníamos el mismo perfil.

Vera: Muchas gracias!!

Direc: Me alegro mucho de que te haya gustado!

William: Usted es sabio. Efectivamente, debió haber sido así.

Kiki: Frohe Weinachten! Espero que la hayas pasado bien!! Ahí conté un poquito más...

LaGranDiosa: Ah, me confundí Jugate con Montaña. En realidad, mi tocayo Eric estuvo en ambas. Yo sólo le usurpé la identidad un ratito. Con respecto a la otro, espero haber despejado dudas hoy!

Pg: Ahí fue! El minicurso lo debo...

Neuronas: Uds. estuvieron cerca!! Sobró algo de esas botellas?

Casi adulta: Así es... fue un momento difícil...

Paula: Muchas gracias Paula! (por lo de “héroe” y también por lo demás). Espero que la hayas pasado de 10 vos tambien. Yo en general no la paso bien en las fiestas, pero esta última, a decir verdad, no estuvo tan mal...

Lulu: Es que no me salió decirle la verdad...

Laila: Gracias. Me alegro mucho de que te hayas enganchado. (Y lo del revés también es una buena noticia :))

Vivi: Estuve mal, no?

Noe: Gracias!! Me alegro de que te hayas enganchado. Felices fiestas para vos también.

Pradero: Ja! Nuestro espíritu navideño se parece bastante. Una pena que eso no sucedió... Y gracias!! Felicidades para vos también.

Isadora: jaaa es la mejor respuesta que pude haberle dado!! Una pena, no ocurrió. No sé por qué no le daba por otro chongo, creo que ella era así, nomás. Felicidades!!

Pixi: Debería haber pasado, no?

Darktide: Las historias de Internet suelen tener ese final algo abierto, no?

Lulu: Ja! No creo que aparezca Vero de vuelta, pero nunca se sabe... (y me alegra mucho que te hayas puesto a leer Los Noventa!)

Cris: :) Gracias!

natxus dijo...

A veces lo pienso, a veces lo confirmo...

Sos un turro.